Baile

Es una potente práctica para mantenerse en forma.

Ayuda a mitigar el estrés.

Quema el exceso de grasa corporal.

Mejora la circulación sanguínea.

Tonifica los músculos.

Aumenta la elasticidad de las articulaciones.